las reglas de la democracia

Me encuentro en El País con este gráfico que muestra cómo tendría que ser la composición del Congreso si los escaños se repartieran de forma proporcional al número de votos recibidos, en vez de aplicar el famoso sistema D’Hondt. Se ve claramente que los partidos más castigados con respecto a la realidad son aquellos que, siendo pequeños, se presentan en toda España.

080311_22.jpg

El cambio más significativo es el de IU, que pasaría de 2 a 14 escaños, y en menor medida el de UPD, que pasaría de 1 a 4. También resulta curioso comprobar como se desmonta el argumento de que el sistema que tenemos actualmente beneficia a los partidos nacionalistas, ya que CIU no vería modificados sus 11 escaños, PNV perdería 2 de los 6 que tiene y ERC ganaría uno. Vamos, que la derecha recalcitrante que pide el reparto proporcional al número de votos no ha echado las cuentas, porque a día de hoy tendrían un Congreso en el que un acuerdo PSOE-IU abarcaría 174 escaños, a dos de la mayoría absoluta, frente a los 171 que suman en realidad. Con esto, el PSOE sólo tendría que pactar con IU y Coalición Canaria, prescindiendo de acuerdos con los nacionalistas del PNV o CIU, que siempre resultan más espinosos.

Pero lo más sangrante de todo es “lo caro”, en relación con el número de votos, que le ha salido el escaño a los diversos partidos:

080311_11.jpg

Entiendo que el sistema D’Hondt tiene su razón de ser, pero no creo que sea correcto que un escaño de IU necesite casi medio millón de votos y uno del PNV algo más de cincuenta mil. Es decir, diez votantes de IU tienen la misma fuerza que uno del PNV. Me lo pueden explicar mil veces, pero me parece bastante claro que D’Hondt hace aguas y ya lleva bastante tiempo funcionando como para que los partidos hayan aprendido a explotar sus carencias. El “truco” es que si no eres un partido realmente grande (y en España hay sólo dos), lo mejor es que concentres tus esfuerzos en un puñado de provincias seleccionadas y te olvides del resto. Seguro que los resultados serán mejores.

Y es que cuando llegamos a un punto en el que la participación de los ciudadanos se reduce a votar una vez cada cuatro años y bajo el control de una ingeniería electoral que deja pocas cosas al azar, esto de la democracia empieza a oler un poco mal.

perpetrado por Taliesin @ 11/03/08 13:41
Esto es: Ciencia yOpinión

8 Comentarios en 'las reglas de la democracia'

  1.  
    Illaq
    marzo 11, 2008 | 16:19
     

    Muy, pero que muy buena reflexión… Creo que ya he manifestado en repetidas ocasiones mis “dudas” acerca del significado de las “democracias”; prefiero hablar de “sistemas parlamentarios”… Por supuesto, esto es mejor que la “democracia orgánica” que nos concediera un capitán general, pero, aún así… De todos modos, yo añadiría a la reflexión la cuestión de la trampa de la elección a base de listas cerradas. Los ciudadanos no escogemos a nuestros “representantes” (salvo en el Senado, eso que, tal como está, nadie sabe para qué sirve), sino a los representantes de los partidos en nuestra circunscripción… Por ende, ¿qué vamos a reclamar los ciudadanos a nuestros “diputados”? De todos modos, creo recordar que, en contra de lo que dice la Constitución, nuestro querido Sr. Rodríguez ya ha dicho que los ciuadanos hemos escogido también al Presidente del Gobierno… otra trampa con solfa y con cara… Al parecer, no interesa mucho divulgar cómo funciona nuestro sistema y afianzar el sistema pseudorepresentativo y publicitario que nos rige…

  2.  
    Irra
    marzo 12, 2008 | 11:35
     

    Interesante pero erroneo en parte, estas mezclando dos conceptos que son los que afectan a nuestra ley electoral:

    - Sistema de D’Hondt
    - Circunscripción por provincias en lugar de única

    El sistema de D’Hondt no es malo de por si, el problema es la circunscripción única que es el gran problema del sistema electoral español. Al ser repartidos los escaños por provincias esto hace que bolsas “residuales” de votantes no valgan “para nada” ya que no llegan a entrar en el reparto de los escaños, mientras que un número total mucho menor de escaños concentrados en una sola circunscripción (provincia) si te de escaños.

    La ley electoral tiene este sistema de circunscripciones provinciales por las situaciones en la que nuestra constitución se llevo a cabo, era necesario contar con el apoyo nacionalista.

    La siguiente entrada de la wikipedia explica en detalle la asignación de escaños en el sistema D’Hondt:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_D%27Hondt

    El reparto proporcional puro tiene un problema grave y es que en deformaciones del sistema lleva a la inestabilidad, el sistema D’Hondt con circunscripción única es justo (todos los votos valen lo mismo al ir todos en una único “saco”) y favorece la estabilidad al prevenir la “atomización” de los escaños. Pero que es debatible desde luego si D’Hondt o reparto puro. Otro debate sería cual es el porcentaje mínimo para que un partido opte a tener presencia.

    Lo que es injusto a todas luces es la circunscripción por provincia. Es totalmente injusto que mi voto en Madrid a UPD valga 1/6 de lo que un voto al PNV en Bilbao, esto si es lo sangrante del asunto. El cambio de la ley electoral es uno de los caballos de batalla de UPD, es un camino largo pero entiendo que es algo necesario, no tiene sentido que IU con su número de votos tan alto pero repartido tenga menos presencia que el PNV o que CC.

  3.  
    Irra
    marzo 12, 2008 | 11:37
     

    HAy un error en mi comentario, donde digo:

    “El sistema de D’Hondt no es malo de por si, el problema es la circunscripción única que es el gran problema del sistema electoral español.”

    debería ser

    “El sistema de D’Hondt no es malo de por si, el problema es la circunscripción POR PROVINCIAS que es el gran problema del sistema electoral español.”

    Se me escapo en la redacción, asi si tiene sentido

  4.  
    Irra
    marzo 12, 2008 | 12:51
     

    Por cierto, estoy revisando los datos dle pais y son incorrectos, suman 349 y no 350, además los redondeos tambien estan incorrectos (en unos casos al alza en otros a la baja) me voy a tomar la molestia de hacer un Vs de los tres enfoques:

    - D’Hont + circ. provincial (Actual)
    - Proporcional y circ. única (El de El Pais, QUE ESTAN MAL LOS DATOS)
    - D’Hont y circ. unica (El que creo correcto)

    Esta noche o mañana lo posteo…

  5.  
    Illaq
    marzo 12, 2008 | 16:44
     

    En su momento, se escogió el sistema d’Hondt para evitar una dispersión excesiva del voto: en las primeras elecciones tras la aprobación de la Constitución, participaban más de 300 partidos…
    Creo que, ahora, el problema no sería tan grave y podría aplicarse el sistema proporcional, que refleja mejor la realidad del voto.
    Por otra parte, teniendo en cuenta que, en las elecciones generales españolas no se elige al presidente del gobierno, la circunscripción provincial es, de por sí, más correcta que la única. Si fuese única, ¿qué sentido tienen unas Cortes con tanta gente? Bastaría con asignar valores a 1 representante de cada partido: saldría mucho más barato.
    La prostitución del sistema, por tanto, no está, en mi opinión, en la circunscripción provincial, sino, por una parte, en las listas cerradas (la responsabilidad recae en el partido correspondiente y no en las personas nominadas) y, por otra, en que, sistemáticamente, aparezcan como cabezas de lista provinciales quienes nada tienen que ver con la provincia (porque viven en Madrid). De ese modo, el parlamentario no representa a SU electorado, sino a SU partido.
    Otra cosa es la intención velada de transformar el sistema sin cambiarlo jurídicamente y hacer que las elecciones generales no sean tales sino presidenciales, De hecho, todo el tinglado de debates y demás zarandajas (todas muy caras, por cierto) tienden precisamente a hacer pasar por presidenciales unas elecciones que no lo son (algo que me parece que ya se ha encargado de proclamar el Presidente del Gobierno en funciones, y, si ha sido así, con notorio desprecio a la legislación vigente…).
    Por eso, aunque es posible que los datos de El País no estén bien (aunque estoy seguro de que se aproximan a la realidad), los cálculos de d’Hondt y de no-d’Hondt me resultan como una especie de juegos florales que no contribuyen precisamente a resaltar el verdadero problema del sistema.
    Que UPD abogue por la circunscripción única es lógico, al tratarse de un partido reciente y mínimo frente a los dos colosos, pero eso no significa que, haciendo las cosas bien, en eleccciones parlamentarias, que no presidenciales, el sistema provincial sea, a mi modo de ver, más justo.

  6.  
    marzo 12, 2008 | 17:21
     

    A ver… Miguel Herrero de Miñón, uno de los padres de la Constitución y responsable de buena parte del sistema electoral, afirmó hace poco en persona que este sistema se eligió para evitar que el PCE obtuviera demasiada representación por aquel entonces, visto que el apoyo popular a los comunistas era bastante generalizado, pero algo disperso. También afirmó que la jugada, a tenor de lo que ocurrió, les salió perfecta.

  7.  
    Irra
    marzo 13, 2008 | 13:19
     

    La circunscripción unica es el camino al bipartidismo con apoyo nacionalismo y todos sabemos lo que ello conlleva…

  8.  
    Curro Svengali
    agosto 27, 2008 | 22:04
     

    Mira Taliesin, te propongo un divertido silogismo:
    Derecha es a recalcitrante
    como
    izquierda es a X
    Los valores para X pueden ser populista (ZP), corrupta (sobran ejemplos), oportunista (tripartito), asesina (Gal), … o mister X
    Tu eliges uno (o todos)
    Si no sabes lo que es un silogismo (por tus formas me pareces un hijo de la puta LOGSE) búscalo en la wikipedia.

Di lo que piensas

(necesario)

(necesario)


Información para los usuarios
Los saltos de líneas se incluyen automáticamente. Tu dirección de correo no será mostrada. Piénsate lo que vas a decir.


RSS | TrackBack URI