Esto es lo que tenemos en la categoría 'Internet'

Jueves 1 de marzo

google y la bne

Hoy es el tricentésimo aniversario de la apertura al público de la Biblioteca Nacional de España y Google ha tenido el detalle de recordarlo:

 

 

perpetrado por Illaq @ 1/03/12 10:24
Esto es: Actualidad yInternet

Viernes 20 de enero

el culebron megaupload

Es el tema del día. En los medios de comunicación, tertulianos que no sabían ni que Megaupload existía hasta esta mañana se atreven a dogmatizar sobre el tema. Ya dijo David Bravo que los tertulianos están haciendo mucho daño en la opinión pública actuando como lobby, a veces involuntario, al servicio de los que se oponen a que cambie el modelo actual de distribución cultural. Y claro, al cabo del día se escuchan un montón de tonterías:

Tontería 1: El argumento del sofista
“Que no puedas pagar por la canción/libro/película no justifica que te lo descargues. Yo quiero un Ferrari y no entro en el concesionario a robarlo.”

Pues mire usted señor tertuliano, aunque nos quiera hacer ver que los dos casos son los mismos y que el razonamiento que vale para uno vale para otro, no es así. La grandísima diferencia, del tamaño de un Ferrari, es que en el caso del coche impide que un cliente potencial adquiera el vehículo que usted ha robado y obliga a la fabrica de Maranello a fabricar otro que lo sustituya.

En cambio, si me descargo una película de Rapidshare, estoy haciendo una copia de un contenido digital, que no es más que una ordenación caprichosa de una larga ristra de unos y ceros en mi disco duro. Mi descarga no impide que un cliente potencial adquiera la obra de forma legal y el creador no tiene que hacer ningún esfuerzo para reparar el presunto daño realizado.

Como ve, querido tertuliano, no es lo mismo. Ya, ya se que lo que viene ahora es que sí que estoy haciendo un daño, el famoso lucro cesante…

Tontería 2: El argumento del lucro cesante
“Cada vez que te descargas una canción/libro/película estás evitando que el creador gane X euros.”

Este argumento se basa en la absurda suposición de que “una descarga” equivale a “una venta menos”. Verá, querido tertuliano, en el disco duro tengo miles de canciones y cientos de películas. Muchas de ellas no las he escuchado nunca y es probable que algunas nunca pasen por el reproductor. Pero vaya, algo parecido me pasa con los libros que he adquirido pasando por caja y seguro que no soy el único. Es una suerte de Síndrome de Diógenes cultural endémico de una sociedad que produce más de lo que podemos consumir. Sólo con esto, ya desmontamos su argumentación de que una descarga equivale a una venta menos, pero vayamos un poco más allá.

Reconozco que cuando hace algo más de un año se estrenó Buried en el cine no me llamó demasiado la atención y se cayó de la cartelera sin que la viera. Pocos meses después, vi Buried en el salón de casa tras haber provocado un presunto “lucro cesante” y me pareció una propuesta muy interesante. Resultado: estoy pendiente de la próxima película de Rodrigo Cortés, Red Lights, que se estrenará el 2 de marzo en España y que seguramente veré en el cine. Es decir, un presunto “lucro cesante” va a generar un lucro contante y sonante, que no se hubiera producido de no existir el primero.

Son muchos los consumidores que descubren directores, actores y músicos mediante actos de presunto “lucro cesante” y posteriormente van a conciertos o se interesan por los nuevos trabajos del creador. Es decir, creo que no me equivoco mucho cuando afirmo que en muchas ocasiones “una descarga” equivale a “una venta más”.

Tontería 3: El argumento del estoicismo (o de la inmutabilidad de la realidad)
“Si hay que esperar varios meses entre el estreno en cines de una película y la posibilidad de verla en casa, pues se espera. Yo también quiero un iPhone4 y estoy en lista de espera porque todo el mundo lo quiere.” (sic)

En lo del iPhone no me voy a meter, porque después de tantos minutos de hablar sin pensar es normal que en algún momento se desbarre del todo.

Actualmente, entre que una película se estrena en los cines y se edita en formato físico pasan varios meses. Si una persona no quiere o puede ir al cine, por la razón que sea, está condenada a esperar varios meses hasta poder ver la película en el salón de casa. Esto provoca que al día siguiente del estreno haya quién esté dispuesto a consumir un screener de calidad aberrante porque quiere ver la película sin pasar por el cine. A día de hoy es posible tecnológicamente lanzar las películas a la vez en el cine y para el consumo doméstico, ya sea en formato físico o digital. ¿Por qué no se hace? ¿Por qué ese empeño de “la industria” en darle ventajas a la competencia “pirata”? Ya, ya… es por los cines. ¿Por qué entonces esta obstinación por sostener una industria de forma artificial? Esto me lleva al siguiente argumento…

Tontería 4: El argumento de Helen Lovejoy (¿Es que nadie va a pensar en los niños?)
“No podemos acabar con los tiempos entre el estreno en el cine y la edición en DVD porque estaríamos condenando al sector de los exhibidores a la muerte.”

Pese a que el precio de la entrada haya subido un 36% en los últimos siete años, voy regularmente al cine. Creo firmemente que, salvo que te gastes un montón de dinero y pongas el salón de casa al servicio de la reproducción de películas, no hay nada comparable a la experiencia de ver una película bien proyectada en un cine. La inmersión que me proporciona la sala a oscuras no la encuentro en el sofá de casa. Sin embargo, son muchas los exhibidores que proyectan mal, que no mantienen adecuadamente los equipos, que no respetan en definitiva el producto, y pese a ello suben el precio de la entrada año tras año. Y esto lo hacían con la seguridad de que los espectadores tenían que pasar por taquilla si no querían esperarse varios meses antes de ver la película. Hasta ahora.

Ahora que han perdido la batalla contra las páginas que ofrecen estrenos para descargar (con calidad entre horrible y aceptable), ¿no sería el momento de acabar con la exclusividad del estrenos en cines? A mi modo de ver, esto sólo puede ser una buena noticia para el espectador que va a las salas de cines, que pasará a ser un cliente cuidado y respetado, y no tan sólo un potencial comprador de palomitas.

Además, si sector de la salas de cine desaparece (espero que no), será porque se ha acabado su tiempo. También desaparecieron los fabricantes de carros, los serenos, los barberos y los pregoneros. Cosas de los avances tecnológicos. Lo que no tiene sentido es mantener un sistema sin cambios cuando la tecnología actual permite mejorarlo de forma sustancial.

Pese a todo no voy a defender Megaupload. No me cabe duda de que sus dueños se lucraban haciendo uso del trabajo de otros. Y me parece mal. Sin embargo. leo que el FBI les acusa de provocar unos daños a la industria del entretenimiento por un valor de 386 millones de euros en concepto de material difundido de forma ilícita y que gracias a la publicidad han amasado una fortuna de 135 millones de euros. Entonces se me ocurre que si los dueños de los contenidos montaran su propio “Megaupload legal” podrían embolsarse cientos de millones de euros…

Vaya,Y eso si que es todo un lucro cesante.

perpetrado por Taliesin @ 20/01/12 21:03
Esto es: Internet yOpinión

Lunes 22 de noviembre

EBE10, evento blog en Sevilla

Después de cuatro años de evento blog en Sevilla, este año he estado pendiente de los plazos de inscripción para la quinta edición y he asistido por primera vez. Aunque, la verdad, el control de acreditaciones era nulo y me da la impresión de que cualquiera puede entrar allí.

Al parecer, si otros años la moda eran los SEO, este año, con la irrupción masiva de Twitter, Facebook y otras herramientas de la red social, se hablaba de community managers. Personalmente, no asistí a ninguna conferencia en ese sentido, y lo que si compartían todas las charlas en las que estuve era la idea de que internet es un conjunto de herramientas que hay que usar. Y hay que usarlas para movilizarse en muchos sentidos, desde luchar por la libertad en el sentido más amplio, como para organizar un movimiento vecinal para recuperar un jardín abandonado por el ayuntamiento.

Foto de sukiweb.

También casi todas las conferencias animaban a los asistentes a emprender, equivocarse, aprender de los errores y volver a levantarse. Pilar Jericó, estuvo magistral en su charla sobre el miedo, su existencia (y su necesidad) y las formas de enfrentarse al mismo. En realidad, volvía a animar al personal a dar el salto y olvidar lo que hay debajo. El personal, por cierto, con la cabeza metida en el Tweetdeck y twitteando en las pantallas de la sala.

Sin duda, se transmitieron una ideas muy positivas, porque estoy plenamente convencido de que en la red puede estar la salida en estos momentos en que las cosas están un poco oscuras y el modelo actual del país, basado en la paella y el ladrillo, da signos de no valer ya. Y en esto, llegó Antonio Fumero, se bajó del escenario y paseando por la sala se dedicó a repartir bofetones figurados y, con una Cruzcampo en la mano, dijo a voz en grito aquello de “Caballeros, no nos chupemos las pollas todavía” y escupió (no sin razón) en el buenrrollismo 2.0, lo que no evita que media audiencia sólo tenga ojos para el portátil y se olvide del mundo real. El mensaje, que nos creemos una parte importante de la sociedad y somos sólo otro grupo de borregos camino del matadero. Y un grupo minoritario, además. Agradable, puede que no. Necesario, seguro que sí.

Pedro Jorge versó durante media hora sobre el fenómeno Lost y, aunque un poco nervioso, logró meterse a la sala en el bolsillo. Nada mal para un tímido confeso. Joaquín Ayuso, cofundador de Tuenti, vino a hablarnos de su nuevo proyecto, Glass. Es difícil de explicar, así que mejor un vídeo:

Como cierre, interesante conferencia de clausura de Alejandro Piscitelli, que vino a resumir el estado actual de la red y comparaba la revolución que estamos viviendo con la que en su momento provocó la imprenta de Guttenberg.

Lo peor, la imposibilidad de asistir a todas las conferencias y lo mejor, los suspiros de chocolate de turronesydulces.com, tremendos. El año que viene repito.

perpetrado por Taliesin @ 22/11/10 15:08
Esto es: Actualidad yInternet

Jueves 25 de marzo

una definición de internet

Sin duda, un gran ejemplo de lo que es internet. Un coro formado por 250 voces que cada intérprete grabó en su casa de forma aislada y envió al director del coro, que hizo una selección de las voces y se encargó del montaje final. El resultado, lo podéis ver en este vídeo:

Con ejemplos como este, no es de extrañar que el poder, ya sea político, religioso o económico, intente controlar, atar, acotar y restringir los usos de internet por parte de los ciudadanos. Aunque la verdad, parece que es imparable.

Más información sobre el proyecto en el blog del director.

perpetrado por Taliesin @ 25/03/10 12:24
Esto es: Internet yMúsica

Viernes 19 de febrero

premiando al cliente

“El cine está en crisis.”

Es una de la frase más repetidas de los últimos tiempos. ¿Los culpables? Pues todos los que nos descargamos películas con eMule, Torrent o de cualquier otra forma para verlas en el reproductor DivX del salón.

Mentira.

La frase correcta es: “La industria del cine está en crisis.”

Y está en crisis porque lleva años gastando dinero para proteger su modelo de negocio, cuando tendría que haberlo gastado en adaptar su modelo de negocio a la realidad que ellos no han sabido ver. Con esto, siempre han ido un paso por detrás de los usuarios, que tienen cientos de formas de acceder de forma (casi) gratuita a un material que la industria pone en el mercado con bastante margen de beneficio. La filosofía del “ganar más cobrando más” frente a la del “ganar más vendiendo más” sólo funciona cuando estás en posición de monopolio. Y cuando hay alguien que puede ofrecer lo mismo que tú, con un precio más atractivo que compense la diferencia de calidad, estás fuera de juego. Y claro, gratis es un precio muy atractivo, capaz de compensar una imagen que no es HD, un sonido que no es Dolby y hasta una grabación hecha con cámara en mano.

Lo peor es que parece que siguen sin aprender de sus errores y no aceptan que su modelo de negocio está caducado. Y con unas conexiones de internet cada vez más rápidas, que permiten que los usuarios accedan a material de forma (casi) gratuita y con (casi) la misma calidad que ofrece la industria, parece que nunca serán capaces de cubrir la brecha que separa los dos mundos.

Acceso inmediato al contenido, micropagos, catálogos infinitos,… son muchas las cosas que tienen que cambiar para que los usuarios encuentren más atractivo un producto que a día de hoy se puede conseguir de forma (casi) gratuita. Y encima, pasan cosas como esta:

Visto en Digg.

Edito [19/02/10 - 23:27]

Veo que un tal Serrat, que creo que de esto sabe algo, opina algo parecido en cuanto a la industria musical:

“Nuestro mundillo lo veo bien en cuanto a los músicos y la música que se hace. Pero veo con mucha preocupación lo que envuelve a este mundo. La industria musical está sumamente debilitada por muchas razones. Primero y seguramente por problemas propios y no haber sabido gestionar sus activos ni ver el mundo que venía, sentados en su torre de marfil, esperando. Además, lo que debería ser un escaparate de difusión cultural ha quedado limitado a un simple escaparate de venta”

perpetrado por Taliesin @ 19/02/10 13:37
Esto es: Cine yInternet